Granitos

de arena

COMUNIDAD DE BLOGS FORMACIÓN PARA BLOGGERS CARTERA DE COLABORADORES

viernes, 22 de septiembre de 2017

Iniciativas blogger: fracaso seguro

Iniciativas blogger: fracaso seguro

Estamos ya a punto de entrar en octubre de 2017, y aunque para muchos de vosotros esto solo sea un mes más, para la iniciativa y para mí significa que hace ya tres que se fundó esta comunidad. Y es que sí, desde que empecé en octubre de 2014 ha pasado mucho tiempo, y eso significa que he aprendido muchas cosas desde entonces, y una de ellas es que las iniciativas blogger nunca funcionarán.

Nunca está de más ayudar al resto cuando uno ya es mínimamente veterano y hacer de guía con todo aquello que te gustaría que te hubieran dicho a ti en su momento, así que si estás pensando en crear una iniciativa blogger o ya tienes una, pero sientes que no funciona como debería y no sabes en qué estás fallando, este post es para ti.


¿POR QUÉ LAS INICIATIVAS NUNCA VAN A FUNCIONAR?

Es irónico que haga este post en este blog precisamente, pero quiero contar mi historia porque sé que va a ayudar a mucha gente, así que nos situaremos en 2014, en un octubre en el que el mundo estaba un poco menos herido y nadie apostaría a que Trump estaría en la presidencia estadounidense.

Comencé en el mundo del blogging en 2010, y aunque no me lo tomaba muy en serio y los post que subía eran escritos adolescentes, comencé a cogerle el gusto, pasando por varias fases hasta que llegué a la más "estable" que tuve: la del blog literario. Era 2012 y comenzó lo que yo llamo "el boom literario", que para mí tuvo su pico más alto en 2014, pero que aún sigue hoy en día: miles y miles de lectores se abrieron un blog o un canal, aparecieron los booktubers (o al menos se le prestó más atención a los que ya había) y la rama de la juventud quizás más solitaria e incomprendida encontró gente con gustos e intereses comunes a través de las redes. Por su parte, los canales de YouTube también habían empezado a multiplicarse por doquier y como yo, muchos nos olvidamos de la televisión para siempre.

Con toda esa fiebre en auge, descubrí lo que eran las iniciativas blogger, una especie de comunidades virtuales que normalmente se alojaban en el blog de alguien que quería acumular suscriptores y consistían en el follow for follow principalmente, aunque a veces, incorporaban juegos, actividades o emparejamientos que hacían que los administradores de las páginas se conociesen entre sí. Entré en un par de ellas por aquel entonces y esperé paciente a conocer a alguien, a recibir un e-mail o al menos a ganar algún que otro suscriptor. Esperé, y creo que a día de hoy sigo esperando.

Más tarde comprendería por qué jamás volví a tener noticias ni a notar un incremento de suscriptores, pero en aquel momento decidí que quizás sería una buena idea abrir mi propia iniciativa, pero sin nada de follow for follow, sino simplemente para conocer a gente que tuviese cosas en común conmigo... y vaya si lo hice, a día de hoy, mi principal grupo de amigas salió de los primeros meses de administración de la recién nacida Granitos de arena.

Desde entonces, he puesto toda mi ilusión en este proyecto y me he esforzado por sacarlo adelante a veces incluso con lágrimas. En estos años, he visto también como muchas otras iniciativas caían, y Granitos de arena llegó incluso a convertirse en la iniciativa blogger más grande de habla hispana. A pesar de que la implicación y participación de los miembros era prácticamente nula en todo lo que proponía, jamás cejé en mi empeño (y aquí sigo) y probé con decenas de secciones, actividades y formas de promoción, buscando dónde estaba el fallo, por qué ninguna despertaba las ganas de los miembros de participar, ¡incluso monté un enorme juego de rol!

Esta iniciativa me ha robado más horas de las que puedo contar, y no ha sido hasta recientemente que he descubierto dónde estaba el fallo: por más cosas que proponga, por más interesantes que sean, jamás van a funcionar, lo que es el quid de la cuestión de por qué cualquier iniciativa está destinada a fracasar. Cuando las personas se unen a una iniciativa, no esperan dar nada, sino recibir. Nadie quiere redactar una entrada extra para facilitar la difusión de una iniciativa porque bastante tiene con redactar las suyas propias, y si puede evitarse "contaminar" su contenido con post externos, mejor.

La mayoría de la gente que se une a una iniciativa es para que se cumpla lo que le han prometido: quiere ver crecer su blog y quiere que lean sus entradas, y si por el camino se conoce gente, mejor, pero no quiere estar obligado a leer el contenido de otros para que este mecanismo funcione porque no quiere trabajar para la iniciativa, y tampoco quiere seguir blogs que no le interesen. Así es como entramos en un bucle en el que solo muy pocos miembros terminan haciendo las cosas que se proponen, y a veces incluso estos se aburren de cumplir con algo que no les reporta ningún beneficio.

¿Por qué sigo esperando noticias de aquellas iniciativas a las que me uní? ¿Por qué nunca noté un aumento en los suscriptores a mi blog al entrar en ellas? Esta es la respuesta.

GuardarGuardar

Post por Khoana, diseñadora gráfica y web, escritora, blogger, webmaster y experta pluriempleada.

2 comentarios:

  1. Y estoy totalmente de acuerdo, yo me uni hace muy poco a un par de iniciativas y me di cuenta de q no sirven para nada, a esta me uni porq me gusto mucho tu filosofia xro no por ganar ni perder nada. A dia de hoy te puedo decir que esta ha sido (o es) la mejor que yo haya conocido y si desapareciera seguiria aqui siguiendote a ti y al resto de compañeros que conozco y cuyo contenido me llena de verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Carla! Miembros como tú son los que hacen que estas cosas tengan un poquito de sentido :)

      Eliminar

Contacto